Nueva Mujer, 2011-05-31